Tornillo de banco

El tornillo de banco es un instrumento para inmovilizar las piezas sobre el banco de trabajo. Está formado por dos bocas, una fija y otra desplazable mediante la acción de un eje roscado.

Tornillo de banco


Detalles de las distintas partes de un tornillo de banco

Los tornillos de banco se caracterizan por la medida de las mordazas, la forma de las guías, la longitud de las bocas y el tipo de base, fija o móvil. Se sujetan a la mesa de trabajo mediante tornillos y tuercas.

Normas de uso y conservación

  • Cuando el material que se pretende sujetar es blando, se colocan unas chapas denominadas mordientes, en forma de escuadra, sobre las mordazas para evitar que se marque o deteriore la pieza sujeta.

  • El tornillo de banco debe de fijarse a un banco de trabajo.
  • La posición óptima del tornillo se sitúa aproximadamente a la altura del codo del operario, lo que permite trabajar con más comodidad.
  • Cuando sea necesario golpear sobre la pieza colocada en el tornillo. hacerlo siempre en el sentido de la mandíbula fija del tornillo. 
  • Se procurará colocar las piezas en el centro de la mordaza. evitando así esfuerzos irregulares que la puedan deformar.
  • Limpiar frecuentemente el tornillo para no acumular limaduras en sus guías.
  • Es conveniente mantener engrasadas las guías y el eje roscado, ya que el óxido es el peor enemigo de estas herramientas.
  • No dejar apretadas las mandíbulas después de terminado el trabajo, ni golpear la palanca de apriete para conseguir una mayor firmeza.
  • No se debe desenroscar el tornillo hasta el final, ya que podría caerse y producir un accidente.
Tornillo de banco