El relé

El relé es un elemento electromécanico controlado por un circuito eléctrico que sirve para abrir y cerrar circuitos eléctricos. Se compone básicamente por dos elementos:
Constitución de un relé
  • Un electroimán, que puede ser activado por una corriente de bajo voltaje.
  • Un interruptor, que se abre o se cierra dependiendo de que circule o no corriente por el electroimán.

Los relés se emplean para controlar otros circuitos; por ello, en una instalación con un relé encontramos dos circuitos totalmente independientes:
Circuito de control con relé

  • El circuito de control, en el que se encuentra el relé y su fuente de alimentación: la corriente que circula por él suele ser continua y de bajo voltaje.

  • El circuito a controlar o circuito de potencia, que puede tener diversos componentes. Por él puede circular corriente continua y alterna de cualquier voltaje.
 Dependiendo del número de contactos en su circuito de potencia podemos encontrar los siguientes tipos de relés.

Relés que funcionan como un interrutor:
Relé interruptor
Relés que funcionan como conmutadores:

Relé conmutador

Relé conmutador doble
En muchos proyectos de tecnología es necesario controlar el giro, en ambos sentidos, de un pequeño motor eléctrico de corriente contínua. Dicho control puede hacerse con una llave de cruce o con un conmutador doble, pero también podemos hacerlo con un relé.

En los siguientes enlaces se puede observar la utilización del relé en diferentes proyectos de tecnología: