Casquillos

Los casquillos son elementos cilíndricos que usamos en nuestros proyectos para reducir el rozamiento.


Los casquillos pueden ser metálicos o de un material plástico, estos se pueden adquirir ya preparados para usarlos en nuestros proyectos sin necesidad de tener que cortar ni limar.



Se pueden adquirir varillas cilíndricas de un metro de longitud e ir cortando y preparando los casquillos de la longitud deseada.


El proceso que seguiremos para elaborar los casquillos es el siguiente:
Utilizaremos una sierra para metal y una lima.


Colocaremos la varilla cilíndrica en el tornillo de banco y la protegeremos con dos trozos de madera para que esta no se nos estropee.


A continuación realizaremos el corte con la sierra para metal.



Y por último limaremos los extremos del casquillo.


El resultado final será el siguiente:



Una vez elaborado el casquillo metálico realizaremos un agujero en los soportes utilizando la broca de  6 mm y colocaremos el casquillo.